Juego de Tronos si vienes de Magic.

Juego de Tronos si vienes de Magic.

Al jugar a Juego de Tronos LCG es inevitable hacer comparaciones con el padre de los juegos de cartas, Magic: The Gathering. Lejos de hacerse para evaluar cuál de los dos es mejor o peor, en realidad es una de las herramientas de aprendizaje más útiles de los que están familiarizados con el juego de Richard Garfield. Magic sentó unas bases que no se pueden ignorar y de las que beben este y otros muchos juegos de cartas. En este artículo vamos a aprovechar para dar un repaso a cómo se juega a Juego de Tronos LCG pero haciendo analogías con Magic, en un tutorial alternativo al de las reglas oficiales.


Activaciones: Acción, reacción, interrupción.

Activaciones: Acción, reacción, interrupción.

Para analizar las posibilidades de las distintas fases de Juego de Tronos LCG hay que detenerse a recordar las interacciones que permite el juego. Si bien están detallados en el libro de reglas, podemos dejar una huella explicativa aquí. Acciones, reacciones e interrupciones, son conceptos simples, pero que llenan de riqueza y profundidad las partidas. Usarlas a tu favor puede ser crucial.


Algo más que Palabras Clave

Algo más que Palabras Clave

En Juego de Tronos LCG las palabras clave, o “keywords”, que tienen las cartas son tan importantes como sus habilidades. Las enumeramos y descubrimos todo el potencial que hay tras ellas, donde a veces la sutileza en su utilización decide partidas. Tanto si eres principiante como veterano, este artículo te mostrará que Sigilo, Perspicacia y Renombre entre otros, son algo más que simples reglas del juego.