Los análisis básicos de las casas de Juego de Tronos LCG que figuran en este blog perfilan su diseño genérico. Sin embargo, el crecimiento del ‘pool’ de cartas abre y aumenta las posibilidades de todas las facciones generando en ocasiones puntos de inflexión en su estilo de juego. Estrenamos una nueva sección revisando el estado de las casas Stark, Greyjoy y Targaryen, las tres que más han cambiado en el último medio año. Hasta el punto de que es información esencial para conocer su potencial básico y modifican su lista de imprescindibles.

Stark

Casi como contradiciendo totalmente a nuestro análisis básico de la casa Stark, en los últimos meses la casa del lobo ha terminado de cubrir sus puntos débiles con puntos muy fuertes, siendo la facción que más ha mejorado con diferencia. Nos detenemos en las incorporaciones estrella que les han llevado a la cima del juego competitivo de Juego de Tronos LCG.

Carta Wyman Manderly, pack La marcha sobre Invernalia Juego de tronos LCG 2.0

Es el máximo culpable del cambio de la casa. El contundente señor de Puerto Blanco apareció al rescate de una casa que no terminaba de despuntar. El cartón recoge todo aquello de lo que la casa adolecía (robo e icono de intriga), impulsando su temática principal (sacrificio). Ha demostrado ser habilitador de un montón de subarquetipos midrange apoyados en toda una diversidad de estrategias: Desde Vasallaje hasta Lluvias de Castamere, pasando por un ultracompetitivo Comerciar con Qohor. Un personaje muy poderoso, que ha cambiado las aspiraciones de todos los jugadores Stark.

Poco tardó en convertirse en un clásico. Otro evento que apoya una de las debilidades endémicas de la casa Stark, premiando la casi obligatoria inclusión de ineficientes costes 3 a los que estaban obligados por diseño, convirtiéndolos en auténticas apisonadoras que pueden bien finiquitar una partida, bien recuperar el fuelle necesario para no perderla. Ni que decir tiene que una Septa Mordane+ Arya/Sansa y este evento son todo un problema para los rivales, que da contadores de poder, cartas y gana retos de forma imparable.

Si bien todas las facciones han recibido su economía no limitada a lo largo de los últimos capítulos, a Stark la suya no ha hecho más que otorgarles más ‘punch’ tanto desde el lado aggro como rush. Una casa de costes caros que ahora recibe más balones de oxígeno para sus despliegues con otro efecto más de levantar.

La última gran incorporación es una poderosa herramienta de control recursiva bi-icono con sigilo y que se alimenta de la temática de sacrificio. Sin más.

Su modo de juego

Salvo por el caso de Meera Reed, todas las cartas anteriores tienen algo en común, y es la posibilidad de mantener a los personajes de pie durante su actividad en retos. Esto, ha propiciado que cartas como El frío que marchita, brillen con casi cualquier mazo Stark, convirtiendola en una trama autoinclude. Además de esto, ahora Stark roba, y bastante, aunque este robo también es muy dependiente de un chiringuito de sinergias basadas en personajes, lo que implica garantizar una buena presencia en mesa. Estas incorporaciones han dado solidez a Stark con casi todas las estrategias, recubriendo un núcleo de juego que ya era atractivo y eficiente antes. El robo que ahora tiene la casa les permite fluir y además montar fácil chiringuitos de sacrificio con mayor número de activadores (donde antes solo sacrificaba a placer Jon Nieve). Las cosas como son, Stark ahora es de las mejores casas del juego en resultados y diversión. 

Greyjoy

Con su caja a la vuelta de la esquina, y por lo tanto con un más que posible lavado de cara, aún así entran en este artículo antes de tiempo para parchear un análisis básico en el que les acusábamos de no sorprender, de jugar con lo puesto.

  • Fanático del dios ahogado: x3 en todos los mazos Greyjoy desde su salida. Un cancelador de personajes gratuito, sinérgico con una de las temáticas de la casa y que puede volver al juego mejorando reductores, o garantizando un reto extra. Este personaje no-único ha catapultado a los calamares a los más alto de los torneos, otorgándoles una capacidad poderosísima de control capaz de desbaratar los planes rivales a la vez que protegemos nuestro juego de pinos.

Carta Fanático del Dios Ahogado, pack Las calles de Desembarco del Rey Juego de tronos LCG 2.0

  • Saqueadores nocturnos: Sin ser tan potente como el anterior, también se ha convertido en un habitual. Ha enriquecido la capacidad controlera de la casa, especialmente en cuanto a eliminar predecibles amenazas se refiere (¡Dracarys!,Pesadillas…).

Su modo de juego

Greyjoy sigue jugando a lo mismo. Esto es, abusan de un set de personajes muy potente que constituyen su condición de victoria y que tienen habilidades bastante agresivas contra el rival. La diferencia es que a este ya de por sí buen plan, se les han añadido herramientas de control muy potentes que han cuadrado perfectamente en la curva de sus mejores barajas, sustituyendo a elementos que antes no aportaban ni la mitad.

Targaryen

Parece que siempre hubiera estado ahí, pero lo cierto es que la nueva Daenerys Targaryen apenas cumple medio año en el pool de Juego de Tronos LCG, lo suficiente para esquivar el análisis básico de la casa hecho en este blog. Una carta que ha cambiado las bases de cómo jugar la casa del dragón, pero no es la única incorporación a destacar.

Carta Daenerys Targaryen, pack La Fe militante Juego de tronos LCG 2.0

  • Daenerys Targaryen (Bandada de cuervos): Es la máxima expresión del ‘Burn’ y por lo tanto algunos dirían que de la casa. Su coste 5 ha sido determinante para arrasar a la de la Caja Básica en el 85% de los mazos, permitiendo construcciones de bajo coste que casan perfectamente con las pretensiones más controleras de la facción. El coste de perder el robo de la original ha demostrado merecer la pena con creces. De este modo, Daenerys sigue siendo el eje de las mejores construcciones de la casa, pero con una version de pretensiones muy diferentes. Desaparece la posibilidad de personaje ‘voltron’, para dar paso a una de los mejores canales de control de mesa del juego.

 

  • Hizdahr zo Loraq: Si la nueva versión de Daenerys es la máxima expresión del control, Hizdahr lo es del tempo. El nuevo rey del que dispone de la casa Targaryen termina por completar al máximo nivel la dualidad tempo-control de la que siempre ha presumido la casa. Su no-lealtad y su rasgo rey, es además una motivación habitual para utilizar a los dragones como estandarte. Otro básico incorporado en los últimos meses.
  • Meereen: Sorprendiendo a muchos, incluido a mí, esta localización se ha destapado como una mecánica de robo descomunal, capaz de insertarse con éxito tanto en los mazos rápidos como controleros de la casa. Una carta especialmente molesta para los rivales, que anula vulnerabilidades en reto de intriga y que sirve de alimento natural de todos los potentes efectos de tempo-descarte de la casa. Conforme pasan los capítulos, su poder solo es mayor, hasta el punto de que cada vez son más comunes configuraciones con La casa de la puerta roja.
  • Aegon Targaryen: Una de las mejores cartas de este último ciclo. Robo y tempo parcial a la vez, capaz desde ponerte unos previsibles Los Segundos Hijos o Daario Naharis a hacer auténticas cabriolas con ejércitos y mercenarios de otras casas. Un fijo, un básico.
  • Guardia de la Reina: Su mención en esta lista se la ha ganado con creces, incluso aunque es más un reclamo para jugar Estandarte del dragón que otra cosa. Ni que decir tiene el abuso brutal que se ha hecho de esta carta en los mazos de rush o incluso de control, y se seguirá explotando.

Su modo de juego

En los últimos meses el ‘Burn’ y el robo de la casa han recibido refuerzos que acompañan a la perfección a los efectos de tempo-descarte poderosos de los que goza la casa. Todo ello ha redundado en una casa Targaryen con más potencial controlero, y con más potencial ‘rushero’, colocando a la facción en un estado en el que puede disfrutar de una variedad de arquetipos muy competitiva. Con Daenerys y las nuevas herramientas de tempo, las configuraciones de control se permiten bajar la curva de oro jugando tramas tanto de robo como de control sin perder fluidez. Algo similar sucede con los mazos agresivos a poder, siendo los que menos economía necesitan para explotar.