Seleccionar página

El KBronn de Valdés ganó el concurso de diseño de KBronnes y se llevó las fundas de Magikarp. Hacemos un breve análisis sobre la carta y valoramos su diseño. ¿Será justo ganador? Para El Trono de Cartas sí.

La ilustración, como ya es habitual en la comunidad, es cortesía del gran Rapero.

El diseño Lore

Que su FUE sea igual al número de oros que tiene encima de la carta es incontestablemente lore. Bronn se involucra más (aporta FUE) en su tarea cuanto más dinero tiene en el bolsillo. Pero es que además, el hecho de que cada turno tenga más oro casa con las novelas, donde empieza con una vaga promesa y acaba amasando una fortuna al servicio del juego de tronos.

La segunda habilidad no se queda atrás. Involucrarse a nivel personal y jugarte el pellejo (arrodillarse) para salvar a los amigos que te pagan tiene consecuencias claras en tus bienes. Para salvar a alguien de morir normalmente hay que jugárselo todo, especialmente el dinero, salvo que tengas demasiado… entonces igual te piensas si merece la pena.

Respecto a los rasgos no hay mucho que decir. Quizá hubiera sido redondo que ganase el rasgo Lord y Caballero a partir de las 3 monedas de oro ya que este Bronn representa mucho su progresión. Por otro lado hubiera perjudicado al texto de la carta quedando demasiado largo, punto muy importante para diseñar.

El diseño Jugable

Esta es la parte más controvertida. A nadie se le escapa que es un tri-icono que se hincha por 2 de oro. Por lo que hay que debatir si nuestro amigo Valdés se ha pasado de rosca.

En mi opinión la carta sería un autoinclude solo por el tri-icono. Ahora bien, aún siendo así, hasta qué punto es destacable un coste 3 FUE 1? y un coste 4 FUE 2? 5 FUE 3? Esta claro que el pago a plazos cambia un poco la cosa, pero el gasto es el que es. Sin duda, pagar 3 de oro por un tri-icono es algo que nunca podemos considerar malo, pero a FUE 1 tampoco podríamos llevarnos las manos a la cabeza.

Curiosamente, si bien la habilidad de salvar es muy lore, en la práctica creo que apenas se utilizaría. Si te renta usarla porque Bronn apenas tiene oro, estás retrasando la progresión de la carta muchísimo, convirtiéndola en una carta de malos números (sería como una salvación por 3g). Ahora bien, le da a Lannister un punto de supervivencia muy importante en caso de Valar.

No hay que olvidar otros detalles. Su rasgo mercenario la convierte en un objetivo de Bribery muy goloso si se hincha. El blanqueo lo convierte en una carta para tirar a la basura. O devolverlo a la mano en turno 2 o 3 tras primeras nieves hace que bajarlo de nuevo y que rente te cueste sudor y lágrimas.

En cuanto a los rasgos, puede que debiera perder el Lord o el Knight. Seguramente el primero ya que a coste bajo hace que además sea un activador de Heredero al Trono de Hierro. Los rasgos tienen un impacto de diseño que va más allá de la propia carta, por lo que por garantizar estabilidad con futuras posibles interacciones habría que limitarlo.

Conclusión

Esta carta sería un fijo en la casa Lannister. Algo que me gusta porque Bronn es una de las personalidades más importantes relacionadas con la casa y lleva un tiempo sin tener protagonismo. Creo que por un personaje tan carismático merece la pena experimentar con los números dándole la posibilidad de destacar (e incluso de romperse) pero sin que podamos decir oficialmente que las cuentas no salen.

En definitiva, un diseño muy ajustado y divertido, y como tal, puede que roce la inestabilidad. Pero Bronn se lo merece, o no? Enhorabuena Valdés!

 

¿Y tú, qué piensas del diseño de Valdés? Permaneced atentos al próximo concurso de diseño!

 

…El KBronn de Valdés volverá…